Personas egresadas del Diploma de Comunicación, Género y Derechos Humanos

 

Hasta la fecha, 93 personas terminaron de cursar el Diploma de Comunicación, Género y Derechos Humanos.

En julio del año 2012 se recibió la primera camada del Diploma de Comunicación y Género: Belén Spinetta, Lourdes Landeira, Alejandra Chaher, Ofelia López, Carina Bisagno, Rosa Burgos, Soledad Gil, Gabriela Garzón Rogé, Victoria Rodriguez Hernando y Sandra Ruiz Llorente.

En diciembre del 2012 se recibió la segunda cohorte: Fedra Aimetta, Romina Behrens, Valeria Berman, Valeria Canoni, Alejandra Cejas, Laura Forchetti, Cynthia Garibotto, Aixa García Avellaneda, Victoria Giobellina, y Sandra Sánchez. 

En julio del 2013 se recibió la 3era cohorte: Mónica Oliver, Laura Loncopán Berti y Karina Carestia.

En diciembre del 2013 se recibió la 4ta cohorte: Ximena Correal, Laura Torres Betancourt, Laura Charro, Julia Wall, Patricia Perez  y Valeria Garay.

En julio del 2014 se recibió la 5ta cohorte: Victoria Abalo, Paula Cainzos, Francisco Delfino, Bárbara Duhau, Laura Fiochetta y Guillermina Riva Caretti.

En diciembre del 2014 se recibió la 6ta cohorte: Javier Cantarini, Rocío Dominguez, Soledad Malnis, Julieta Duarte, Pilar Espósito, Fernanda Gonzalez, Jimena Gonzalez, Julia Tiscornia, Paula Torres y María Agustina Verano.

En julio del 2015 se recibió la 7ma cohorte: Alejandra Bobadilla, Anabella Bortolus, María Elena De la Flor y Francisca Guerrero Raymundo.

En diciembre del 2015 obtuvieron su certificación: María Laura Bustos Sosa, Angeles Guerrero, Celeste López Arriaga, María Guadalupe Macedo, Susana Nieri, María Belén Sandoval, Cármen Tavera y Johanna Villasmil.

En julio del 2016 obtuvieron su certificación: María Belén Angeleli, Leticia Beltrán, Rocío Calfuquir, Alicia Chávez, Daniela Deicas, Gabriela Gonzalez Krinner, María Martínes Zayas, Jerónimo Pareja Cardona, Alejandra Pautasso, Javiera Sandoval, Daniela Urrejola, Silvana Vesconi y Marìa Fernanda Weidman. 

En diciembre del 2016: Anabella Antobelli, Anna Castillo Marín, Constanza Chatahh, Diana Chaves Núñez, Marcela Espíndola, Virginia Fernández, Sabrina Frydman, Noelia Meuli, Verónica Roldán y Andrea Verdún Sajama.

En julio del 2017: Cristina Camaño, Lucas Contreras, Daiana Díaz, Ludmila Fernández López, Vanina Ferreyra, Myriam González Sanchez, Paola López Cross, Ana Laura Peirone, Romina Rivainera, Salomé Romera, Andrea Torres y Doris Gómez Osorio.

 

Testimonios

ROMINA RIVAINERA (Tucumán, Argentina)

La cursada de la Diplomatura de Comunicación y Género fue muy satisfactoria, cumpliendo ampliamente mis expectativas iniciales e incluso superándolas, brindándome las herramientas necesarias y el marco teórico pertinente para tener una mirada mucho más crítica de los contenidos, con enfoque de género. Como comunicadorxs es nuestra responsabilidad, no solo informar con la verdad sino también hacerlo con un enfoque de los derechos humanos, reproduciéndolos y legitimándolos en cada práctica comunicacional. La experiencia de la cursada online fue fructífera, permitiendo  el debate e intercambio de ideas que se generaban en los foros de cada materia, nutriéndonos de distintas perspectivas sobre un mismo tema. Adhiero mi recomendación para la cursada de esta Diplomatura por la excelente predisposición de lxs docentes, el buen acompañamiento de la tutora y demás está decir, que es muy provechoso el material conceptual brindado. Asimismo animo a todxs los interesados a sumarse.

CRISTINA CAMAÑO (Santiago del Estero, Argentina)

El cursado de la diplomatura en comunicación y género superó ampliamente mis expectativas. Fue un espacio exquisito desde el primer día. Los contenidos abordados han contribuido a la reflexión sobre los medios de comunicación y su rol central en la reproducción y sostenimiento de la estructura patriarcal. Creo que el aprendizaje ha sido un resultado de un trabajo colectivo. Colectivo, no sólo en cuanto al intercambio de material bibliográfico, discusiones y opiniones entre quienes cursábamos y los /as docentes. Sino también, intercambio de experiencias vitales que me hace pensar en la contemporaneidad del lema de los 60’, Lo personal es político. Destaco el acompañamiento de los/las docentes, su calidez y profesionalismo con que me estimularon y alentaron cuando me atrasé con algunos trabajos. Siempre han estado atentos/as las situaciones particulares de quienes cursábamos. Finalizo la cursada con el sonkoy (corazón) contento y con otras herramientas, que se suman a las que vengo construyendo en otros espacios, para continuar sacándome las “capas patriarcales” que tengo encima y seguir trabajando desde mi profesión (Lic Educación para la salud) para una sociedad más justa y libre de violencias.

ANA LAURA PEIRONE (Santa Fé, Argentina)

El Diploma me permitió enmarcar mis inquietudes e intereses en una formación integral de la comunicación a través de la teoría y la práctica. El acompañamiento docente es intachable, siempre favoreciendo el debate e intercambio entre el alumnado, pero abriendo también los espacios para consultas personalizadas. La experiencia ha sido por demás enriquecedora, lo aprendido me acompaña no sólo en el ejercicio de mi profesión como comunicadora, sino también en la deconstrucción diaria de las desigualdades. Es esperanzador que existan instancias de formación de esta índole y con esta calidad en la enseñanza.

MIRIAM GONZALES SANCHEZ (México)

Soy periodista y defensora de los derechos humanos de las mujeres por vocación. Hace un año me enteré del Diplomado de Comunicación y Género y no dude en inscribirme. Como profesionales de la comunicación tenemos un compromiso para generar contenidos, sea cual sea el medio en el que colaboramos y nuestra función en el mismo, que no desdibujen el quehacer social de más de la mitad de la población, las mujeres, sin reforzar los estereotipos de género. ¿Cómo hacerlo o por dónde empezar? Ése es a menudo el gran dilema. Mientras en los medios de comunicación y las nuevas tecnologías a diario corren textos, imágenes, audios, que colocan a las mujeres en posiciones de subordinación/objeto/madres/buenas/malas. ¿Y qué papel juega este Diplomado en todo eso? Nada más y nada menos: es un espacio donde expertas de diferentes áreas buscan orientarnos, a través de textos y ejercicios, en la construcción de un periodismo/una comunicación libre de estereotipos de género. Al tiempo, compartes reflexiones con personas de diferentes latitudes que contribuyen a construir nuevas miradas de viejos temas. Si lo que buscas es generar un periodismo/una comunicación diferente, ya sea por innovación o por convicción, este Diplomado es una buena forma de comenzar. No importa si sabes mucho o no sabes nada del tema de género, a través de los módulos se realiza un recorrido que te adentra o refuerza tus conocimientos sobre el tema, pero sobre todo después de cursarlo tu trabajo periodísticos/de investigación/comunicacional no será el mismo.

PAOLA LOPEZ CROSS (Ciudad de Buenos Aires, Argentina)

“Aprendí muchísimo no sólo acerca de la historia del feminismo, sino también sobre conceptos que sirven a los fines de elaborar estrategias de comunicación y construir mensajes con perspectiva de género, igualitarios, no sexistas y que reflejen las distintas disidencias sexuales. Lxs docentes con amplia experiencia, conocimientos sobre el tema y con una sólida formación teórica en comunicación y género enseñan articulando el contenido con casos puntuales de la actualidad. La capacitación es una base que brinda herramientas concretas para evaluar con perspectiva de género todos los contenidos de los medios de comunicación y los mensajes publicitarios. Realmente para lxs que trabajamos en Comunicación es imprescindible y para quienes no, es muy recomendable. Yo tengo otra mirada gracias a haber pasado por el Diplomado de Comunicación con Perspectiva de Género”.

ANDREA TORRES (Santa Cruz, Argentina)

En mi caso personal, fue fundamental la modalidad virtual del Diploma para poder llevar adelante la cursada y transitar una capacitación profesional muy valiosa, compleja y cuyas perspectivas se multiplican cada día. Vivo en El Chaltén, una localidad turística de 1600 habitantes en la provincia de Santa Cruz, muy lejos de los centros urbanos y por ello he realizado capacitaciones virtuales en diversas temáticas. El Diploma fue una intensa serie de materias, lecturas y actividades teóricas y prácticas que fueron acompañadas por cada docente y lxs compañerxs de cursada, esta modalidad de trabajo inyectaba energía y entusiasmo para abordar los contenidos y buscar comprender la más profundas lecturas de los textos y la realidad. Creo que la combinación de las perspectivas de género y de Derechos Humanos abre un nuevo abanico para comprender las problemáticas y desigualdades sociales que nos atraviesan en la vida cotidiana y ayudan a comprender la vulnerabilidad de las personas y nos enseña a no revictimizarlas en nuestra labor profesional.

LUDMILA FERNÁNDEZ LÓPEZ (Ciudad de Buenos Aires, Argentina)

El Diploma funcionó en mi recorrido formativo como una articulación sólida entre mi carrera de grado, vinculada a la comunicación, y la de posgrado, vinculada a los estudios de género. Además, los conocimientos aportados por las diferentes materias me abrieron las puertas a seguir creciendo en mi recorrido académico y a enriquecer la perspectiva de género que todx comunicadorx debería incorporar a su práctica profesional. Rescato especialmente el gran bagaje de lecturas y herramientas teóricas así como el acompañamiento de las docentes ante cada nueva temática, y el intercambio en el espacio de los foros, que me permitió conocer realidades de diferentes latitudes y enriquecernos mutuamente entre lxs estudiantes gracias a la diversidad de nuestros perfiles. Por último, destaco que el trabajo de fin de curso se materializó en una construcción colectiva que trascendió la cursada, y hoy continúa su rumbo como proyecto profesional propio. Agradezco esta experiencia y la recomiendo ampliamente, no sólo para comunicadorxs y periodistas, sino para toda persona comprometida con el desafío de ponernos los lentes violetas y apostar a un mundo más justo en el que vivir.

DORIS GÓMEZ OSORIO (Colombia)

La experiencia de cursar el Diploma en Comunicación y Género ha transformado significativamente la visión respecto a mi profesión y mis horizontes laborales. Si bien ya era sensible al trabajo con mujeres y la perspectiva de género desde el activismo, siento que ya cuento con herramientas teóricas y conceptuales muy fuertes que me permiten cualificar mi discurso y orientar mejor lo que quiero hacer y cómo hacerlo.  Gracias a este proceso publicaré uno de los trabajos finales  en la revista Boletina # 6 de la Universidad Nacional de Colombia, me integré a la Red de Periodistas con Visión de Género en Medellín – Colombia y hago parte del equipo de trabajo del proyecto de Diversidad Sexual e Identidades de Género del municipio de Medellín. 

ANDREA VERDÚN SAJAMA (Salta, Argentina)

El Diplomado es sumamente enriquecedor, me atraviesa a diario en distintos ámbitos: en el trabajo me acompaña cada vez que empleo una visión crítica e inclusiva al momento de producir y cuando comparto esa mirada con compañeros y compañeras; en la organización Mujeres Bici-bles -de la que comencé a participar post diplomado- en la puesta en marcha de acciones que apuntan generar pequeños cambios en la realidad desde el feminismo y el uso de la bicicleta; y en mi vida personal. La Diplomatura trajo un antes y un después, tanto para mi como para lxs que me rodean. Todo en lo que creía ahora tiene un nombre, son herramientas que considero imprescindibles en mi profesión de comunicadora las cuales te impulsan ineludiblemente hacia un horizonte comprometido de trabajo colectivo para fundar un mundo donde quepan todxs, alejado de individualidades y mezquindades.   

SABRINA FRYDMAN (Ciudad de Buenos Aires, Argentina)

La Diplomatura en Comunicación y Género es una hermosa experiencia académica, que aporta elementos teóricos y prácticos para el análisis de la realidad con perspectiva de género y desde el feminismo. La diversidad de las/os asistentes enriquece mucho el proceso, al traer perspectivas de otros países de la región además de Argentina. Disfruté en especial las lecturas, y el bagaje de comunicación que pude incorporar a mi formación en legal. El seguimiento de las lecturas, las propuestas de evaluaciones y los espacios para la investigación se combinan para darle un abordaje integral a la temática, en forma interdisciplinaria y colaborativa. También me gustó la amplia oferta de talleres electivos, que han hecho muy difícil la selección! Gracias a todo el equipo docente, y a las/os compañeras/os de cursada.

MARU ZAYAS (Uruguay)

maru-zayasLa cursada del Diploma fue altamente enriquecedora. Vengo del área de la comunicación comunitaria y fui adentrándome de a poco en estudios de genero. Este diploma fue como uno de los broches a todo lo que vengo militando hace años, fue como la llave para encontrar de donde venían tantas cosas que defendía, tantos conceptos que tal vez usaba y no estaba adentrada del todo. El diploma me ayudó a desarrollar una mirada crítica sobre lo que vemos, entender cuales son los objetivos que mueven a quienes difunden información, a quienes son formadorxs de opinión, a quienes definen las agendas; me ayudó a ponerle nombre a cosas que conocía por encima, a entender que estamos inmersos en una cultura heteropatriarcal que nos atraviesa de múltiples formas.La profesionalidad con la que lxs tutorxs abordaron las clases, el ida y vuelta con algunxs de ellxs, fue maravilloso!!! Además, es buenisima la posibilidad de leer a compañerxs de otros países, con otras realidades, pero que más allá de eso, podemos reconocer que hay violencias y cuestiones culturales que trascienden fronteras y que nos necesitan despiertxs para cuestionar esos discursos, problematizarlos y construir nuevos discursos. Super feliz y sumamente recomendable este Diploma!

LETICIA BELTRÁN (Corrientes, Argentina)

La Diplomatura en Comunicación y Género me brindó herramientas necesarias tanto para mejorar el desempeño profesional, como también para formar una mirada crítica sobre el contenido de los medios de comunicación. Esta mirada que promueve la igualdad de géneros, a partir de cuestionar los estereotipos sexistas reproducidos en el sistema patriarcal, me permitió generar contenidos no discriminatorios para la institución en la que trabajo. Es decir, que los contenidos dados pueden aplicarse no sólo al ámbito mediático, sino también a la comunicación institucional. Es a partir de adoptar una perspectiva de Derechos Humanos, que logramos revertir situaciones de desigualdad, particularmente en el ámbito comunicacional, entendiendo a éste como un proceso que permite generar nuevas prácticas sociales. Por esto la importancia del marco teórico brindado por esta Diplomatura, ya que entender y posicionarse desde el feminismo, nos permitirá vivir en una sociedad más justa e igualitaria.

DANIELA DEICAS (Santa Fé, Argentina)

La perspectiva de género aplicada a la comunicación es una materia más que imprescindible para quienes transitamos por los medios, el periodismo. El deicasDiploma Superior de Comunicación y Género me permitió conocer más allá de lo que tenía en mente sobre feminismo, abrió una lista de caminos interminables que me mostraron que la cuestión de género es inagotable. Es cierto, debemos renovar nuestros conocimientos en materia de género, porque los estudios sobre estos temas avanzan y es la sociedad misma la que pide a gritos que así suceda. El recorrido por este Diploma no sólo me permitió conocer más sobre la cuestión, sino también, pensar en lo que viene, en lo que hace falta y en lo que le vamos a dejar a las generaciones futuras, teniendo en cuenta que la lucha por un mundo sin discriminación de género es una de las bases para una sociedad más justa. Cursar fue una de las experiencias más gratificantes que tuve, ya sea como comunicadora y como mujer. Me llevo en mi corazón aprendizajes, valores, testimonios, lecturas que colmaron mis expectativas de aprendizaje, además de legarme una gran inquietud sobre el dinamismo de los estudios de género, sobre los que pienso seguir indagando y comunicando. 

MARÍA FERNANDA WEIDMANN (San Juan, Argentina)

Weidmann21Mi experiencia en el Diploma fue hermosa. Me inscribí casi por casualidad, por una amiga que me avisó. Nunca antes había pensado en perfeccionarme en Género y encontré una temática apasionante a la cual dedicar gran parte de mi vida profesional. Está llena de desafíos, de historia, de lucha, de derechos y me gratifica enormemente tener en mis manos la gran tarea de transmitir algo de todo lo aprendido. Interpelarme a mi misma como sujeta productora de discursos inclusivos y con perspectiva de género abrió un camino que no terminará nunca, afortunadamente. Cambió no sólo mi forma de trabajar sino mi manera de mirar el mundo. Los y las profesionales acompañaron y guiaron con mucho amor y cuidado todo el proceso de aprendizaje, así es que fue un circuito muy enriquecedor y yo muy agradecida por todo.

 

DANIELA URREJOLA (provincia de Buenos Aires, Argentina) urre

Cursar el Diplomado de Comunicación y Género me abrió la cabeza y me dejo ver diversidad de miradas con respecto a la temática. Es una instancia de mucho conocimiento e intercambio de ideas, muy democrático. Y creo que eso es lo más importante, en todo proceso, para llegar a la igualdad y equidad de género. Fue muy grata experiencia y muy contenta de haberla transitado.

 

ALEJANDRA PAUTASSO (Santa Fé, Argentina)

El cursado de este diplomado fue un maravilloso recorrido académico a través del cual logré incorporar herramientas necesarias para animarnos a la pautassodeconstrucción del mensaje machista que subyace en nuestra vida cotidiana y que encuentra en la comunicación, muchas veces, su vehículo de perpetuación y no de cambio. Ese es el principal desafío y para ello, el transitar por estos caminos nos abrió un abanico de posibilidades increíble. En especial, rescato el inmenso trabajo de lxs docentes y el intercambio con estudiantes de distintos países que, con sus intervenciones, enriquecieron ampliamente los foros de debate. Este recorrido teórico nos mostró que para poder erradicar verdaderamente la violencia contra las mujeres es necesario hacerlo especialmente desde la comunicación, visibilizando desigualdades, advirtiendo sobre las estereotipaciones, reaccionando frente a las discriminaciones. Sin comunicadorxs preparadxs para dar esa batalla cultural sería difícil ganarla; por eso el enorme valor de este diplomado que me prestó por un año sus gafas violetas y que ahora ya me las quedé para siempre.

ROCÍO CALFUQUIR (Río Negro, Argentina)

rocioEl Diploma Superior de Comunicación y Género ha sido un aporte fundamental a mi formación teórica y práctica. Debo decir que, el estudio de género en algunas carreras de periodismo y comunicación aún no ha sido incluido en el plan de estudios siendo esto un desafío como estudiantes y comunicadores en problematizar su incorporación. La Diplomatura, sin dudas, logra hacernos reflexionar sobre nuestras prácticas humanas y comunicacionales. Pero, también nos da las herramientas para desnaturalizar y deconstruir conceptos que, históricamente, han sido propios del sentido común, en el cual intervienen una serie de tabúes socialmente impuestos o aceptados, sostenidos por estructuras políticas e ideológicas. La crítica, el debate y la reflexión fue lo que permitió la Diplomatura. El intercambio de pensamientos con compañeros y compañeras de distintos lugares de Latinoamérica enriqueció la amplitud en el conocimiento. Y quiero comentar que, no solo nos acercamos a nociones del feminismo sino que, además, estudiamos y reflexionamos sobre las masculinidades. Me parece que replantearnos el rol de hombres y mujeres y deconstruir las “esencias” permite generar una sociedad más igualitaria e inclusiva. Recomiendo la Diplomatura ya que me permitió dar un giro a mi formación profesional. Me parece que nuestro camino como comunicadores y comunicadoras es visibilizar, sin estereotipos ni discriminaciones, una mirada que permita la libertad de elección y la posibilidad de decidir sobre nuestro propio cuerpo.

JERÓNIMO PAREJA CARDONA (Colombia)

El Diploma de Comunicación y Género fue una gran experiencia para mí. Las lecturas, los contenidos, los foros de discusión y los trabajos realizados jeronimofueron un reto y un primer acercamiento para mí (no solo como profesional, sino como persona, como hombre) a los temas relacionados con el género. Entendí que el feminismo no se puede reducir a una lucha radical e insensata de las mujeres por la igualdad, porque en realidad es más bien una teoría social que te permite comprender cómo la sociedad se ha erigido bajo parámetros sexistas, bajo relaciones entre géneros cuyos roles están ya muy establecidos. Este tipo de sociedad no le favorece a nadie, ni a mujeres ni a hombres. Es una forma de reproducir estereotipos y presiones sobre una persona en razón de su sexo que solo generan ansiedad, desigualdad y violencia. Agradezco a la vida y a mis profesores por haber tenido la oportunidad (accidental además) de estudiar sobre esto. Es algo que me permitió entender el mundo desde otra perspectiva, que hizo cuestionar muchos elementos del mundo en el que vivo y de mi propia personalidad.

JAVIERA SANDOVAL (Chile)

Javiera SandovalEl Diplomado Superior de Comunicación y Género no sólo contribuyó en mi desarrollo profesional, ya que me brindó más y mejores herramientas para el desarrollo de políticas públicas con enfoque de género, sino que también aportó en mi crecimiento personal debido a que puedo desenvolverme mejor en cualquier ámbito social. En los últimos años me he dedicado a la prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, primero a través de un trabajo dirigido a jóvenes desde el Ministerio de la Mujer en Chile, y luego trabajando con los mecanismos de la mujer de cada país en la región desde la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington DC, EE.UU. Con esta mirada general de nuestro continente y las nuevas herramientas que me ha brindado esta cursada, me siento más preparada para enfrentar mis desafíos profesionales, aportando con una mirada crítica, con enfoque de género y derechos humanos. Sin lugar a dudas, el factor diferenciador de este curso es el estudio teórico de todos los temas relacionados con comunicación y género. Lo recomiendo a ojos cerrados.

ÁNGELES GUERRERO (Santa Fe)

El Diploma Superior de Comunicación y Género aportó a mi formación personal la conciencia de que una persona frente a un medio de comunicación foto Diplomamasiva tiene una gran responsabilidad respecto a cómo va a repercutir lo que dice en la sociedad en que vive. Como comunicadoras y comunicadores, trabajamos cotidianamente en la arena de lo simbólico: el lugar donde se ponen en juego las sensibilidades y los imaginarios de nuestras comunidades. También, donde muchas veces se reproducen las significaciones que legitiman -casi imperceptiblemente- la discriminación por motivo de género o sexo. Ninguna información es neutral: la pretendida neutralidad invisibiliza los matices, las tensiones y las problemáticas del contexto. A menudo se habla del “cambio cultural” necesario para terminar, por ejemplo, con la violencia hacia las mujeres. Es allí donde enhebrar los signos de una sociedad libre de discriminación en nuestro discurso es una forma de utilizar el lenguaje como una herramienta a favor del cambio social. La perspectiva de género y el enfoque de los derechos humanos deben ser incorporados en todas nuestras prácticas comunicacionales. Los roles y las responsabilidades atribuidos a cada género son aprendidos, pero también pueden desaprenderse y –en ese proceso- comenzar a producir imágenes o textos libres del corset de los estereotipos. Es importante saber que hay derechos que existen, que fueron conquistados por valientes luchadoras y que –hoy por hoy- los medios pueden hacer mucho para que las mujeres, y quienes ejercen masculinidades no hegemónicas o sexualidades disidentes, puedan vivir con mayor dignidad y mejores derechos. Como comunicadoras y comunicadores responsables, debemos plantearnos en este sentido de qué modo nuestro discurso puede aportar a la lucha política por una sociedad donde todas y todos seamos más libres e iguales. El Diploma Superior de Comunicación y Género es un buen comienzo del camino a responder, en nuestra práctica profesional, ese planteo.

 

IMG_9288JOHANNA VILLASMIL (Barquisimeto, Venezuela)

Realicé el diplomado durante el 2015. Para mi fue una oportunidad para incrementar mis conocimientos en el área del derecho de la mujer, junto con otorgarle un contexto histórico a la lucha. Tengo 21 años y cuando comencé a realizar el diplomado tenía 20, por lo que aseguro que no hay una limitante de edad para su realización. Soy periodista y escribo para dos medios de mi ciudad y para un blog personal llamado laexpresiondelteenager.blogspot.com, por lo que pude aprovechar de compartir mis conocimientos adquiridos en estos medios, además de ponerlos en práctica.

 

MARÍA GUADALUPE MACEDO (Salta, Argentina)DSC_0686

El diploma me brindo herramientas para poder repensar mi rol de mujer en la sociedad y  sobre todo en los lugares en donde me desempeño. Me ayudo a comprender y de-construir el pensamiento machista homogeneizador que existe en los medios, para poder desde mi lugar construir elementos comunicacionales con enfoque de género. La cursada fue una experiencia muy enriquecedora y me permitió crecer. Las actividades, textos, y acompañamientos de las docentes fueron enriquecedoras para poder re pensar la comunicación. La modalidad virtual fue muy fructífera ya que permitía el intercambio entre compañeros de todas partes y provenientes de diferentes disciplinas que contribuyeron a enriquecer los debates y el aprendizaje. El cursado del diplomado me dejo muy satisfecha y feliz por haber tenido la posibilidad de aprender, intercambiar ideas y dudas con personas con tan amplia trayectoria y sabiduría. Agradezco mucho la posibilidad de haber cursado el diploma y por la dedicación de las docentes en mi aprendizaje. 

 

MARÍA ELENA DE LA FLOR (Washington DC, Estados Unidos)

IMG_6878

Luego de un año de estudios caí en cuenta que mi perspectiva había cambiado de manera sustancial, que rescaté mi vocación de comunicadora social y que a pesar de todo lo avanzado aún hay mucho por hacer para lograr un cambio real.Comenzando por la temática de género y comunicaciones, este diplomado enriqueció mi conocimiento en política internacional, políticas públicas, seguridad pública, democracia, acuerdos internacionales, legislación nacional de actualidad, análisis y aplicación de la ley, sistemas judiciales, discriminación, violencia, abuso de autoridad, corrupción, movimientos sociales en la historia, sexualidad, feminismo, masculinidades, racismo, abordaje y tratamiento de las noticias y la publicidad con y sin perspectiva de género y democratización del acceso a los medios de comunicación. Es decir, tocó de todo. La mayor riqueza de este diplomado es su abordaje, desde una perspectiva de derechos humanos. Creo que algunas de las materias cursadas debieran ser requisito indispensable en las universidades. Además de comunicadorxs, este diplomado sería de gran valor para quienes desean desempeñarse en cualquier cargo público, desde congresistas, hacedorxs de políticas públicas, magistradxs, jueces, abogadxs, fiscales, líderes de las fuerzas policiales y militares, maestrxs, médicxs, etc. Necesitamos mejores leyes, necesitamos cambiar perspectivas, pero lo que más necesitamos es sensibilizar a la población para lograr que esas leyes se apliquen con equidad y justicia. Desde la Secretaría Ejecutiva de Desarrollo Integral de la Organización de Estados Americanos felicito y agradezco a la Asociación Civil Comunicación para la Igualdad por el excelente trabajo realizado con este Diplomado.

 

PAULA TORRES (Córdoba, Argentina)

¿Por qué es importante cursar el Diploma Superior de Comunicación y Género? Porque nos invita a realizar abordajes desde una perspectiva no sexista yPaula Torres transdisciplinar; porque agudiza nuestra mirada crítica en torno a los contenidos mediáticos pero también, en torno a los contenidos que nosotros mismos generamos como profesionales de la comunicación; porque es una herramienta indispensable para generar prácticas igualitarias que nos permitan repensar el lugar que ocupan las mujeres y los colectivos de diversidad en nuestras sociedades; porque posibilita el debate y la interacción con profesionales del área de la Comunicación pero con distintos recorridos académicos y de vida; porque abre los ojos, abre caminos que escapan a las dinámicas hegemónicas. En definitiva, porque es un desafío pendiente para cualquier profesional comprometido con el uso de la palabra pública. ¡Gracias por generar y mantener siempre vigentes estos espacios!

11034916_1054249241257291_930252739823513391_nJAVIER CANTARINI (Neuquén, Argentina)

El estudio del género aplicado a la comunicación es una herramienta valiosa e imprescindible dada mi tarea como trabajador de prensa. Entre otros aportes, poder acercarme a través de distintas teorías al proceso histórico que permitió la desigualdad entre el hombre y la mujer, y luego a la desigualdad entre el hombre, la mujer y las personas con otras identidades de géneros me permitió confirmar que es imprescindible en la tarea del comunicador/a tener una perspectiva de género para cumplir con el rol social del o la periodista, y así, cooperar en el armado de una sociedad más equitativa o “justa”. Al mismo tiempo, pude comprobar en la práctica que es mucho el trabajo que queda por delante para instalar en los grandes medios de comunicación la perspectiva de género porque por un lado a las empresas no les resultan redituablen estos temas, y por el otro, y de acuerdo a mi experiencia, la mayoría de mis colegas no entienden qué es el género y se burlan ante el intento de abrir un debate al respecto reforzando el sistema patriarcal en las redacciones y el concepto de las “masculinidades hegemónicas”.

JULIA TISCORNIA (Neuquén, Argentina)Julia Tiscornia

La cursada ha sido una experiencia riquísima, de mucho aprendizaje e intercambio. El Diploma me ha brindado herramientas importantísimas para incorporar la perspectiva de género en mis actividades, tanto laborales como de la vida cotidiana.  Me ha permitido fortalecer una mirada critica sobre las representaciones de las mujeres y los colectivos de diversidad en los medios (en particular en el audiovisual, donde me desempeño) en tanto estos son reproductores constantes, y muy eficaces, de estereotipos negativos y discriminatorios.  Me ha permitido ver que es necesario involucrarnos, adquirir estas herramientas, y fortalecer estos espacios de formación e intercambio para fomentar tanto la comunicación periodística que exprese las problemáticas reales y la diversidad en la que vivimos, como también los contenidos creativos de calidad que fortalezcan las distintas voces y miradas que están negadas, poniendo en práctica una comunicación no sexista.

DuarteJULIETA DUARTE (Mendoza, Argentina)

El Diploma ha sido una herramienta orientativa sobre mis deseos de crear y contagiar una mirada con perspectiva de género en todos los ámbitos donde me encuentre. Me siento muy a gusto con lo que he aprendido en la cursada tanto a nivel teórico como práctico, y no dejo de sorprenderme de la cantidad de material bibliográfico que nos han brindado. He quedado encantada por la forma en que se interactúa con compañeros/as de tantos lugares, el intercambio virtual que se genera es exquisito y a la vez infinito por la cantidad de información y experiencias que se mezclan en la misma. Considero que el diploma debe ser una materia pendiente y obligatoria para los/las periodistas, comunicadores/as que se desarrollen en cualquier área. Es por ello que recomiendo totalmente cursarlo, no tiene desperdicio.

JIMENA GONZALEZ (Ciudad de Buenos Aires, Argentina)jimena gonzalez

El Diploma me brindó herramientas para trabajar por una comunicación no sexista. Creo que como comunicadorxs tenemos una responsabilidad y debemos prepararnos para hacer lo mejor posible nuestra tarea y eso no sólo tiene que ver con lo que decimos sino con cómo lo decimos. Las lecturas del Diplomado son muy enriquecedoras al igual que las actividades, que exigen repensar conceptos que tenemos incorporados. Realmente vale la pena para mejorar nuestra forma de comunicar y seguir trabajando por una comunicación no sexista.

veranoMARÍA AGUSTINA VERANO (Santa Fe, Argentina)

Me inscribí en el diploma con la idea de ampliar tanto la parte teórica como también práctica en cuanto a materia de comunicar con perspectiva de género. Pero, puedo decir que el Diploma, quienes lo conforman, con su modalidad, exigencia y comprensión pudieron ofrecerme más que eso: el compartir experiencias con personas de distintas partes del mapa mediante charlas, chats, actividades, desacuerdos, foros; el poder descubrir que del otro lado de la pantalla/plataforma existe otra persona que plantea un desacuerdo ante lo que se muestra como normal e inamovible; buscar herramientas que me permitan fundamentar por qué lo que se ve en los titulares de los diarios, lo que se  muestra en los programas televisivos  o se escucha en las radios no se lo comunica con perspectiva de género, todas ellas herramientas que surgen de comprender a través de unos nuevos lentes, “las gafas violetas”, cada hecho comunicado, cada situación vivida. Más allá de que el Diploma haya sido una plataforma académica, también lo fue en el aprendizaje diario, cotidiano, donde lo que más te enriquece es compartir las inquietudes y experiencias con gente comprometida y cada cual con distintas visiones según el lugar donde resida, por eso es que considero que espacios como éste son necesarios para que el conocimiento no se estanque, sino que circule y se multiplique.

ROCÍO DOMÍNGUEZ (Córdoba, Argentina)rocio dominguez

El Diploma Superior de Comunicación y Género fue una experiencia clave de aprendizaje. Las materias constituyeron un complejo entramado que nos permitió abordar la noción de género desde abordajes múltiples como la historización de los procesos y luchas de los feminismos en América Latina y Europa, los derechos que atravesaron y atraviesan estas disputas, la construcción que se genera en torno a la masculinidad, el modo en que crecen y se visibilizan las disidencias sexuales y las operaciones discursivas y mediáticas que atraviesan este complejo entramado. El acompañamiento cercano, presente y continuo sobre nuestras producciones (teóricas y prácticas) permitió el desarrollo de miradas inclusivas y con perspectiva de género. Interpelarnos a nosotrxs mismxs como sujetxs  productores y reproductores de sistemas de representación dominantes de género, etnia y clase, fue un desafío interesantísimo.

 

FRANCISCO DELFINO (provincia de Buenos Aires, Argentina)

El Diploma me permitió conocer, indagar y reflexionar distintos aspectos que han conformado y son parte de nuestro contexto socio-cultural.  El alcance y profundidad de lo teórico como la implicancia y poder de lo práctico se amalgamaron de tal forma que me permitieron aprender y crecer junto a la cursada. La riqueza de los intercambios, el compromiso para con las ideas y puestas en práctica, acercarnos a la historia, fueron elementos primordiales en el día a día. Y ello provocó un gran cambio en mi manera de ver todo aquello que se encuentra a nuestro alrededor, dimensionando la importancia de los derechos de las mujeres como así también el valor de adquirir y respaldar una plena perspectiva de género. Una sociedad igualitaria debe ser una de las metas a alcanzar y por la cual nuestra práctica profesional en el periodismo y/o docencia tiene que lograr su razón de ser.

BÁRBARA DUHAU (Ciudad de Buenos Aires, Argentina)

foto 4 x 4 Duhau

El Diploma me mostró una manera de ver, interpretar y comprender piezas comunicacionales y, por supuesto, la sociedad en general, que ya no será posible desaprender; logró hacerme ver la realidad (o aquello que llamamos realidad) con los lentes del género, y me otorgó una mirada que, aunque ingenuamente había querido conformar antes de la cursada, todavía no podía justificar con el bagaje teórico y práctico que el Diploma me acercó. En especial, porque todas las materias encastraron de manera tal que cada aporte hizo de apoyo y escalón para los siguientes, lo que contribuyó a formar en mí una cosmovisión de los asuntos de género y a revisar incluso mis propias prácticas. Además, mi paso por el Diploma me impulsó a reforzar una postura política y frente a la vida -y a mi práctica profesional diaria- de lucha activa por los derechos de las mujeres y en pos de una sociedad igualitaria, y agradezco infinitamente haber tenido esta oportunidad.

paula cPAULA CAINZOS (Ciudad de Buenos Aires, Argentina)

Me inscribí a la Diplomatura con la intención de encontrar un marco teórico en temas de género, que sumara a mi formación profesional como comunicadora y que ampliara mi mirada y mi capacidad de reflexión, entendiendo que era un momento particular en el  que se abrían nuevas posibilidades con la sanción y aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Pero me encontré con una  propuesta  de estudio que efectivamente superó  mis expectativas.  El proceso realizado me transformó  en lo íntimo y en lo  intelectual, me permitió  la profundización en temas que ya me interesaban pero desde otro lugar, el de la deconstrucción, el análisis, la historización de los movimientos, el marco jurídico y legal  de derechos que, en su mayoría, desconocía. La propuesta virtual me resultaba desafiante y hasta algo fría, en cambio me acercó a conocer a  lxs docentes y compañerxs de cursada  a través de foros dinámicos, con debate y diversidad, en instancias evaluatorias  y prácticas que me permitieron ser creativa  y auténtica en mis ideas. ¡Estoy contenta por el esfuerzo y agradecida a todxs lxs docentes que me guiaron! Ya no veo la realidad de la misma manera, tengo mis lentes violetas bien puestos y herramientas sólidas para sujetarlos.

GUILLERMINA RIVA CARRETTI (Ciudad de Buenos Aires, Argentina) 

Hace menos de dos años me recibí de periodista y tuve la necesidad moral de especializarme en la desigualdad de género y buscar de qué forma podría aprovechar las herramientas teóricas para contribuir al desarrollo de una comunicación no sexista. Para ello, encontré un Diploma que me hizo retomar los saberes periodísticos aprendidos pero ya desde una perspectiva que cuestionaba eso tan invisible y opresor como es el patriarcado. A medida que pasó el tiempo de la cursada virtual fui descubriendo cómo la formación de las y los docentes me iba abriendo cada vez más los ojos como mujer que vive y, especialmente, que siente y sufre las inequidades de género y que desea llegar a transformar esa mira adrocéntrica que subyace entre todxs y que insiste en perpetuarse.

10559946_10204378968378327_328343920952566088_nLAURA FIOCHETTA (Mendoza, Argentina)

El Diploma Superior de Comunicación y Género es una instancia de formación muy completa tanto desde el punto de vista teórico como práctico. Abre puertas al conocimiento sobre toda la historia del feminismo con particular énfasis en la comunicación. Pero a la vez da herramientas para generar en nuestros trabajos espacios con perspectiva de género. El Diploma ofrece además variada bibliografïa y un trato personalizado del alumnado. Totalmente recomendable.

 

VictoriaMoea2VICTORIA ABALO (Washington, Estados Unidos)

Como nueva funcionaria de la Comisión Intearmericana de Mujeres (CIM) de la OEA, en el área de comunicación y género, el Diploma fue la mejor herramienta de capacitación que tuve para acercarme a esta temática y poder realizar un trabajo de calidad dentro de la CIM. La cursada no sólo me permitió conocer y comprender mejor las problemáticas de género y sus dimensiones, sino tomar conciencia sobre la carente aplicación de una práctica comunicacional desde una perspectiva de derechos humanos y género, enfoque fundamental que debemos lograr en todos/as los/as comunicadores/as para construir una sociedad más igualitaria, donde los derechos de las mujeres sean respetados y ejercidos.

Por otra parte, el Diploma me abrió las puertas para conocer a periodistas/comunicadoras/res comprometidas/os con esta causa, así como docentes altamente capacitados quienes demostraron gran dedicación y esfuerzo en el dictado de las materias, la explicación de conceptos y aclaración de dudas, brindando el apoyo necesario a cada uno/a de los alumnos/as.

Considero importante aclarar que la inversión en tiempo y dinero que requiere este Diploma (si tenemos en cuenta la alta calidad de contenidos y formación y dedicación del personal docente) es muy poca si se lo compara con los resultados obtenidos al concluir su cursada. En mi caso, ya se reflejan cambios en mi trabajo diaro en la CIM, entre los que figura mi nuevo compromiso de promover una mirada inclusiva y de derechos humanos en la labor comunicacional de las otras áreas de la OEA, así como de los contactos de prensa, instituciones/agencias gubernamentales y no gubernamentales de la CIM que desconocen la aplicación de este importante enfoque.

VALERIA GARAY (Buenos Aires, Argentina)Valeria Garay

En marzo de 2013 me inscribí en el Diploma por recomendación de una amiga feminista. Mi necesidad puntual surgió al ver el tratamiento que le dan los medios de comunicación a las problemáticas de las mujeres; veía que no siempre era el correcto y quería aprender a hablar de estos temas desde una mirada de derechos y con perspectiva de género. Al empezar a cursar el Diploma superó ampliamente mis expectativas. Aprendí mucho a través de sus materias teóricas sobre feminismo y Derechos Humanos, Derechos de Género y Derechos a la Comunicación, y todo esto se complementó con las dos materias taller, donde pudimos ir plasmando todo el conocimiento adquirido. El Diploma además de ser un espacio de formación, me sirvió como envión para seguir trabajando en estos temas desde mi rol de periodista. Agradezco a las docentes por compartir sus conocimientos y a lxs compañerxs de cursada, porque si bien las aulas eran virtuales, me sentí acompañada y apoyada en cada instancia.

 

foto laura charroLAURA CHARRO (Santa Fé, Argentina)

La Diplomatura en Comunicación y Género ha sido una muy grata experiencia. Los contenidos han sido excelentes, muy completos y posibilitadores de una importante amplitud de la mirada de género, inclusiva y abocada a un enfoque de derechos. Creo que una vez que se recorre el camino de las temáticas implicadas en la igualdad de género y la lucha por la conquista de derechos, no hay vuelta atrás: la mirada sobre las problemáticas sociales, los roles de género y (sobre todo) la propia vida, se modifican ampliamente.

 

JULIA WALL (Misiones, Argentina)Julia Wall

Cursar el Diplomado de Comunicación y Género me ha resultado una herramienta sumamente útil en lo personal y lo laboral, en la búsqueda cotidiana de aportar en la construcción de una sociedad más justa y equitativa. El marco teórico de la formación, los talleres, las propuestas de análisis y la posibilidad de discutir los temas con el plantel docente y compañeras/os de estudio de diversos países, posibilitan un aprendizaje integral y de crecimiento continuo. Si el lenguaje que utilizamos está hecho del molde de nuestros pensamientos, entonces, readecuando el lenguaje podremos replantear lo que pensamos, cómo lo pensamos y las realidades que conformamos con palabras. La comunicación con enfoque de género propone una mirada transversal, teniendo en cuenta los puntos de vista de las diversidades. Este Diplomado es un buen camino para encontrar y afinar esa perspectiva en la mirada.

 

laura torres bLAURA TORRES BETANCOURT (Bogotá, Colombia)

El Diploma Superior en Comunicación y género ha reafirmado mi ser como mujer feminista y como periodista y comunicadora social. Ha ampliado mi perspectiva y me ha invitado a resignificar y reconstruir cada día mi quehacer como mujer, y como profesional responsable de transformar modelos culturales tradicionales que han oprimido y siguen oprimiendo mujeres. Lo mejor es que deja la sensación de querer seguir aprendiendo más y más sobre el tema. Gracias al equipo de docentes!

 

MÓNICA OLIVER (Bahia Blanca, Argentina) monica en marcha Marita veron[1]

Muy estimulante el curso, permite apropiarse de  muchas conocimientos nuevos y que se abran, en una misma, miradas distintas, adversas, contradictorias, sorprendentes. Personalmente me reafirma la convicción de que hay que luchar por un mundo en el que la diversidad no signifique desigualdad de derechos.

 

KARINA CARESTIA (Bahia Blanca, Argentina)

Finalizando la cursada de Ciencias de la comunicación decidí realizar mi tesis sobre estereotipos femeninos. Fue ahí cuando tuve mi primer acercamiento a la temática y noté que el análisis desde una perspectiva de género era una asignatura pendiente en las carreras de periodismo y comunicación. En la búsqueda por cubrir esa necesidad personal me encontré con el Diplomado, que se convirtió en un espacio de reflexión y me brindó las herramientas para trabajar en comunicación desde esta perspectiva. Perspectiva que se adquiere con la lectura del material teórico propuesto, con las prácticas que se plantean durante la cursada y que se enriquece con el intercambio entre profesoras y compañeras que amplían aún más los conocimientos y puntos de vista. Acercarse a los conceptos que formula el feminismo, a la categoría de género y al marco legal donde están plasmados nuestros derechos, genera una nueva forma de mirar nuestra realidad, entender la dimensión de la problemática y  adoptar una mirada crítica sobre la manera en que las mujeres somos representadas en los medios de comunicación, para detectar tanto la invisibilidad así como cuando su presencia aparece de manera inadecuada.

 

CYNTHIA GARIBOTTO (Chubut, Argentina)

garibotto fotoCursar el diplomado ha sido una experiencia muy enriquecedora, adquirí una gran cantidad de conocimientos teóricos respecto de la perspectiva de género, los materiales de lectura están muy bien seleccionados y, fundamentalmente, además del ejercicio periodístico en la práctica, adquirí conciencia respecto de cuán profunda es la problemática y la inequidad de género, lo cual significó un giro en mi profesión generándome un compromiso personal de contribuir con mi granito de arena en la difusión. Tras la cursada me creé mi sitio web al que invito a todas y todos a ingresar: www.periodismodegenerochubut.com

 

rominabeheROMINA BEHRENS (Santa Cruz, Argentina)

El Diplomado llegó a mi vida en el momento justo. En el 2012 iniciábamos un programa de radio y sabíamos que era un desafío hacer un producto comunicacional con perspectiva de género. Por eso cuando vi la convocatoria y supe que era virtual no lo dudé y fue una decisión más que acertada. Con el Diploma adquirí herramientas concretas para ejercer el periodismo de género pero también me proveyó de un nivel de análisis que atraviesa toda mi mirada. Con bibliografía clásica y de actualidad, con un alto nivel pedagógico en las propuestas de trabajo, con debates profundos sobre las realidades regionales, el Diploma significó un espacio de aprendizaje, de reflexión y de compartir inquietudes y pensamientos con colegas de todo el país y de la región latinoamericana. A lo largo de la carrera, no solo conocí de manera acabada qué es el periodismo de género sino que también, y fue lo más difícil, entendí cómo se aplica a la tarea cotidiana. Fue un gran esfuerzo de estudio y de práctica pero me vale la pena. Estoy muy agradecida por la formación y por permitir el acceso a quienes vivimos en el interior.

FEDRA AIMETTA (Salta, Argentina)

El Diploma en Comunicación y Género me reportó un cuantum de saberes que aún sigo procesando y admirándome. En cuanto al aporte profesional, me fedrabrindó herramientas de trabajo, y teóricas, para poder ejercer el periodismo, el periodismo digital y el análisis crítico de diferentes materialidades mediáticas desde diversos enfoques. A su vez me brindó material y miradas para la reflexión académica tanto para mis trabajos como para los de aquellos estudiantes que solicitan mi acompañamiento para las tesis de grado. El diploma ha significado una gran decisión y un excelente trayecto.

 

aixaAIXA GARCÍA AVELLANEDA (Buenos Aires, Argentina)

El Diplomado de Comunicación y Género me ha brindado la posibilidad de conocer y enredar con personas que estamos en el mismo camino. En esta etapa de mi vida personal me sirvió para reforzar y volver a retomar ese academicismo que las prácticas sociales y de base cotidiana te hacen perder. Por lo demás recomiendo ampliamente realizar en forma virtual el estudio ya que te brinda domesticar las nuevas tecnologías y acceder a un crecimiento intelectual continuo.

 

LAURA FORCHETTI (Coronel Dorrego, Argentina)

Hace varios años que junto a un grupo de amigas hacemos un programa de radio en nuestro pueblo. El eje del programa son los derechos humanos y Laura Forchettiespecialmente los derechos de las mujeres. Haber participado del Diplomado me ayudó a sistematizar los conocimientos y técnicas relativos a la elaboración de materiales para los medios y a adquirir herramientas nuevas para una comunicación más clara y eficaz. Además, la propuesta de recorrer la historia del movimiento feminista y las teorías que han acompañado el desarrollo de este movimiento, así como el marco de derechos en el que debemos entender las desigualdades y violencias, me permitió profundizar estos temas y capacitarme para comprender con más profundidad y difundir con mayor seguridad. Excelente el material que leímos, muy enriquecedor el intercambio con docentes, compañeras y compañeros a través de los foros y el desafío de las actividades que debimos desarrollar.

 

sandra sanchez2SANDRA SANCHEZ (Mar del Tuyú, Argentina)

El diplomado en Comunicación y género afortunadamente me brindó más de lo esperado. Por un lado en la cuestión académica me acercó a las teorías del feminismo y a la llamada agenda de género, que en lo personal, estas cuestiones eran de índole intuitivas por lo tanto me quedaba sin poder argumentar. Puedo agregar que incorporé la mirada “violeta”, para abordar desde el campo de la comunicación en forma particular y para la vida en general. Además,me permitió conocer a mujeres muy talentosas y cálidas de las cuales aprendí todo lo que pude.

 

 

ROSA BURGOS (San Juan, Argentina)

Mi experiencia con el Diplomado ha sido muy fructífera y positiva por eso estoy muy conforme y agradecida con todos los que han formado parte del mismo. Las profesoras demostraron gran preparación y predisposición cuando se nos presentaron dudas o problemas, más aun hay que agradecer la paciencia que nos han tenido sobre todo a las que no venimos del área del periodismo y nos costaba mucho más redactar una noticia por ejemplo. El material bibliográfico me pareció muy actualizado e interesante y las clases me resultaron muy bien organizadas. Las actividades me resultaron muy interesantes y la metodología de trabajo muy intensiva y motivadora. Las consignas fueron muy claras y los recursos muy novedosos. Les aseguro que exhibiré orgullosa este Diploma y me esforzaré por  trabajar y tratar las temáticas referentes al mismo (trata de personas, femicidios, etc etc) lo mejor posible. En otras palabras, para incluir la perspectiva de género en los medios. Si bien soy historiadora, el periodista y el historiador tienen tantas cosas en común que es posible convivir y retroalimentarse dentro de los medios.

VICTORIA RODRIGUEZ HERNANDO (Santa Fé, Argentina)

La mirada de género no es algo natural, es una construcción social y como tal se necesitan espacios en los que se nos enseñe a ver desde esa perspectiva. Siempre pensé que las carreras de periodismo y comunicación social tenían una grave falla en ese sentido. Y este diploma cubre esa necesidad. En las distintas materias encontré herramientas para replantearme mi trabajo diario y para comprometerme aún más con la lucha por una sociedad más igualitaria. Ponerse los lentes violetas es un camino de ida y haber podido compartir ese trayecto con docentes, tutoras y compañeras que me enriquecieron con sus experiencias y conocimientos ha sido un verdadero privilegio. Desde lo formal en las clases he encontrado fundamentos para incorporar la perspectiva de género en mi trabajo diario; en los trabajos prácticos y los foros he podido cuestionar mis producciones y mejorarlas y contar con una gran cantidad de información objetiva que enriquece mis notas. Pero el Diploma también me ha permitido posicionarme dentro del campo especializado y eso me ha habilitado a reproducir la formación con compañeras y compañeros de trabajo y de otros medios en mi ciudad. Acá también entendí que no estaba sola en una lucha que me superaba y que, con nuestras diferencias y similitudes, en todas las provincias y en diferentes países había mujeres dispuestas a estrechar lazos de solidaridad, a apuntalarnos y a acompañarnos. Por otro lado, en el marco de transformación que se está dando en los medios y la sociedad se necesita profesionales de la comunicación formados en este campo que puedan guiar esos cambios. La responsabilidad del periodismo es siempre grande, por eso en temas en los que se pone en juego la vida y los derechos de las mujeres es muy necesario contar con los recursos para poder hablar por quienes no tienen voz y para visibilizar las desiguales relaciones de poder que están en nuestro día a día.

ALEJANDRA CHAHER (Buenos Aires, Argentina)

Para quienes trabajamos con el lenguaje, luchar porque una perspectiva de género se haga lugar en los medios de comunicación es una tarea diaria. Pero en realidad esa lucha a muchas y muchos nos atraviesa en lo cotidiano, donde muchas veces la teoría queda grande o chica, según el caso, o los argumentos sobran, y a veces faltan… Se trata de una constante búsqueda y reflexión que, por suerte, no nos deja en paz. El Diplomado fue el mejor espacio para que la reflexión sea compartida. El resultado final de esa búsqueda colectiva y colaborativa es enriquecimiento en todo sentido, porque descubrimos autores y autoras, porque problematizamos conceptos y fronteras, porque visibilizamos lo invisible y discutimos hasta lo que creemos más que obvio. El Diplomado fue el lugar indicado para darle mil vueltas de tuerca, desde el enfoque de derechos, a lo escrito, lo dicho, lo pensado, lo mostrado, lo universal, lo dado, lo hegemónico, lo otro, lo nuestro…

GABRIELA GARZÓN ROGÉ (Mendoza, Argentina)

El diploma fue para mi una experiencia muy enriquecedora. Como mujer, como profesional, como ciudadana estaba buscando esto: una instancia de crecimiento en los estudios de género dentro del periodismo y la comunicación.Los debates, las lecturas, los aportes de las profes, incluso la opinión propia sumó. El feminismo nace de las experiencias personales y se traslada a lo colectivo, necesita nutrirse de saberse y opinión diversas, por eso el diplomado fue la herramienta justa para ésto. Durante todo el año pudimos analizar las construcciones de la realidad a través de la lupa de las perspectiva de género y ahora, una vez que terminamos, nos llevamos las herramientas a casa, para usarla en lo publico y en lo privado.

BELÉN SPINETTA (Río Negro, Argentina)

Cursar el Diploma significó para mi la posibilidad de adquirir nuevas herramientas para aplicar la perspectiva de género en mi labor periodística cotidiana. Estudiar su interrelación con el enfoque de los Derechos Humanos me permitió, entre otras cosas, incorporar una mirada aun más amplia acerca de qué implica hablar de “derechos de las mujeres”. Por otra parte, la complementación entre la teoría y las tareas prácticas me sirvió para volcar el conocimiento y “materializarlo” en notas e informes muy útiles para el camino profesional que elegí. Finalmente, el Diploma cristalizó en mi la idea de que cuando una incorpora la perspectiva de género y la asume como propia ya no hay marcha atrás en trabajar por una comunicación no sexista e inclusiva.

SOLEDAD GIL (Mendoza, Argentina)

En primer lugar considero fundamental que exista un espacio como el Diploma en Comunicación y Género. Es muy importante que estas iniciativas continúen fortaleciéndose para la construcción de una comunicación no sexista, inclusiva y democrática. Personalmente aprendí muchísimo y mis expectativas iniciales fueron cumplidas. Las herramientas, textos, clases y tareas dispuestas a lo largo del Diploma, fueron enriquecedoras para quienes ejercemos el periodismo y, también, para quienes nos dedicamos a construir conocimiento sobre la compleja relación entre los medios, las mujeres y sus derechos humanos. Por otro lado, dada la modalidad virtual, confluimos diversas personas provenientes de distintas disciplinas y lugares geográficos lo cual contribuyó a que los debates, intercambios y ejercicios grupales potenciaran aún más el aprendizaje. Mención aparte merecen las docentes y tutora encargadas de hacer efectivamente posible esta especialización porque estuvieron siempre atentas, predispuestas, ayudándonos a manejar el entorno virtual, orientando debates con preguntas y/o ejemplos disparadores, brindando bibliografía actualizada, disponiendo todos sus conocimientos y experiencias. En definitiva, terminé este Diplomado, muy satisfecha y contenta por haber encontrado un espacio en el cual poder volcar mis preocupaciones. Agradezco el bagaje de materiales y herramientas facilitadas ya que están presentes tanto en mi vida profesional como personal. 

LOURDES LANDEIRA (Buenos Aires, Argentina)

Con el Diploma adquirí un marco teórico a mi auto percepción de las problemáticas relacionadas al género.  Causas, consecuencias, regulación internacional, cuánto se ha hecho y cuánto queda por hacer. El dominio patriarcal ha logrado “naturalizar” las desigualdades que impone y a las que somete a la mitad de la población. Esta cursada me dio las herramientas para aplicar la perspectiva de género como categoría de análisis con la que detectar y desentrañar estereotipos y atender al buen uso del lenguaje – fundamental reproductor de ideología – sin masculino genérico. Desde una misma y para todas y todos. 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Alejandra Pautasso:

    El cursado de este diplomado fue un maravilloso recorrido académico a través del cual logré incorporar herramientas necesarias para animarnos a la deconstrucción del mensaje machista que subyace en nuestra vida cotidiana y que encuentra en la comunicación, muchas veces, su vehículo de perpetuación y no de cambio. Ese es el principal desafío y para ello, el transitar por estos caminos nos abrió un abanico de posibilidades increíble. En especial, rescato el inmenso trabajo de lxs docentes y el intercambio con estudiantes de distintos países que, con sus intervenciones, enriquecieron ampliamente los foros de debate. Este recorrido teórico nos mostró que para poder erradicar verdaderamente la violencia contra las mujeres es necesario hacerlo especialmente desde la comunicación, visibilizando desigualdades, advirtiendo sobre las estereotipaciones, reaccionando frente a las discriminaciones. Sin comunicadorxs preparadxs para dar esa batalla cultural sería difícil ganarla; por eso el enorme valor de este diplomado que me prestó por un año sus gafas violetas y que ahora ya me las quedé para siempre.

Post a Comment

*
* (will not be published)